Author: Jesús Encabo

El artículo 22.4ª del Código Penal indica que es una circunstancia agravante "cometer el delito por motivos racistas, antisemitas, antigitanos u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, edad, orientación o identidad sexual o de género, razones de género, de aporofobia o de exclusión social, la enfermedad que padezca o su discapacidad, con independencia de que tales condiciones o circunstancias concurran efectivamente en la persona sobre la que recaiga la conducta.

El artículo 7.3 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida nos indica que en el caso un matrimonio formado por dos mujeres, cuando una va a tener un hijo mediante técnicas de reproducción asistida, para poder la otra manifestar que consiente que se determine a su favor la filiación respecto del hijo nacido de su cónyuge, es necesario que estén casadas y además, que vivan juntas.

La reciente agresión a Samuel, el joven de La Coruña, con la fatal consecuencia de su fallecimiento, ha generado una serie de manifestaciones en las que se afirmaba que el origen y desencadenante del ataque era la orientación sexual de la víctima. El equipo de profesionales de Arcoíris Abogados considera que estando el sumario en la fase inicial, y sin que haya más pruebas o al menos indicios, es muy temprano para poder inferir la agravante por homofobia.

Demostrar el vicio en el consentimiento es una tarea cuya prueba recae sobre quien lo invoca. No es fácil, pero tampoco es imposible. El 4 de noviembre de 2019 estábamos citados en el Juzgado de lo Social de Madrid por una demanda que interpusimos por despido y vulneración de derechos fundamentales, despido ocasionado por forzar el empresario al trabajador a firmar una baja voluntaria no deseada.

La conducción temeraria, preceptuada en los artículos 380 y 381 del Código Penal es otro de los delitos que con cierta habitualidad se están cometiendo en la actualidad. No es extraño escuchar noticias por televisión de personas que conducen a altas velocidades y que a la vez se graban con el móvil o situaciones todavía más extrañas como conducir desde el lado del copiloto.

Uno de los delitos más comunes es el de la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Es muy habitual que, sobre todo en las noches de los viernes y de los sábados, se encuentren controles de alcoholemia en diferentes puntos de las grandes ciudades.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar